Me Perteneces de Shayla Black…

Cuando una agente del FBI deberá acudir precisamente al hombre que le destruyó el corazón doce años atrás para que la instruya y proteja su vida!!!

Encontrándome curiosamente enganchada con la Serie de Los Guardaespaldas de la señora Black, me he visto obligada a leer la quinta entrega de la misma; donde las historias anteriores en orden fueron: Dominada por el Deseo, Fantasía Prohibida, Deliciosa Rendición y En las Redes del Placer

Aquí se nos narra la historia de Tara Thorton, una agente del FBI que debe adentrarse en un Club de Dominación/Sumisión para aprender a ser una sumisa y así lograr infiltrarse en una peligrosa red de sadomasoquismo donde una de sus compañeras y amigas -Darcy Miles- ha sido capturada durante una misión secreta…

Tenemos entonces que cuando el FBI contrata los servicios de un Club de Bondage para que le den “un curso de capacitación” sobre el arte de la sumisión, se encuentra como su maestro al hombre que menos esperaba volver a ver en su vida: el novio de la preparatoria que le rompió el corazón…

Logan Edgington es un agente especial SEAL endurecido por la vida y con un amor que no ha podido superar (es el hermano menor de Kimber que conocimos en la segunda entrega), ha vivido los últimos doce años ahogando sus culpas como Amo Dominante y añorando al único amor que ha conocido, Tara, y a la que se vió obligado a abandonar por las circunstancias (con misterio incluido); pero que la encuentra de nuevo en su vida convertida en su “sumisa personal” cuando ella debe aprenderlo todo sobre ese arte para poder infiltrarse en una peligrosa misión en la que tal vez él no estará dispuesto a arriesgarla de nuevo…

     Nos encontramos entonces aquí con otra pareja que es unida con una excusa ridícula (pero haremos como que la creemos), y en la que la protagonista nuevamente se ve obligada al igual que en la entrega previa a someterse a los deseos de su “Amo”, y donde él protagonista hace despliegue de órgenes a diestra y siniestra aunque ella no esté de acuerdo…

Otro protagonista que al igual que su hermano, debuta en la historia ya enamorado de su heroína, pero con la diferencia que este lleva doce años, un mes, quince días, seis horas y unos cuantos minutos añorándola desde que se dejaron de ver en la adolescencia…

Una entrega donde nuevamente se repite la fórmula que ya ha funcionado para esta autora en las entregas previas: un evento desafortunado que pone a la mujer bajo el cuidado de su protagonista, mucho despliegue de órdenes y testosterona que trastocan y desaparecen la rutina de su mujer, intrigas que amenazan la vida de la protagonista y las correspondientes entregas de acción donde el macho en cuestión demuestra su poderío…

Sigo sin poder familiarizarme con una historia donde la Dominación/Sumisión son los principales protagonistas, no porque no los entienda, sino porque no los comparto; y por más que lo lea no me resultan creíbles las escenas donde la protagonista se muere de deseo con unos azotes, unos latigazos y por ser amarrada e inmovilizada, pero a pesar de ello, las historias de esta autora siguen pareciéndome bien construidas, con escenas de cama más jsutificadas por sentimientos y no sólo por saltar de una escena caliente a otra…

Lo mejor: Me agradó mucho el hecho de que este protagonista si mostrara cambios en su perturbadora puesta en escena del “Amo Dominante” en pro de ganarse el amor de Tara y que tratara de luchar por ganarse su perdón de una forma más honesta y cariñosa que demandar que se le obedeciera (como su hermano en la historia previa)… Resaltando la escena en la que le explica las razones por las que es Dominante y le muestra que puede ser “vainilla” sólo por ella…

Lo peor: En esta ocasión me pareció inverosímil y risible la base de la trama de la historia, puesto que las clases de sumisión y bondage en las que se inmiscuyó la protagonista para rescatar a su compañera secuestrada (con todo y demostraciones públicas de azotes y puestas en escena de amo/sumisa), me parecieron la excusa más patética con la que la autora pudo salirnos para juntar a esta pareja enemistada por años de dolor y engaño… Así que si pasas de lado lo ridículo de la razón que los unió nuevamente, probablemente digieras la historia con mayor facilidad…

El detalle: Resaltó el patrón de protagonistas masculinos en esta autora, donde sólo hace un par de matices en cuanto a sus aspectos físicos, pero en cuanto a personalidad, he encontrado muy difícil diferenciar a uno de otro (todos ellos dominantes, mandones, con un deseo inmenso por marcar su territorio y con muchas ganas de mostrar que le son indispensables hasta para defenderse a sus protagonistas)…

Título Original: Belong to Me…

Calificación Subjetiva: 7/10…

About these ads

2 pensamientos en “Me Perteneces de Shayla Black…

  1. babe_kimber dice:

    un detalle logan es mayor que kimber no al reves…el orden de los hermanos Edgington del mayor al menor es Hunter, Logan y Kimber…

  2. Alexa Gomez dice:

    Me parece una crítica genial, debe ser porque es exactamente como percibí la novela.Coincido en eso de la “excusa rídicula para unir los personajes”

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s