Fuego Secreto de Johanna Lindsey…

Cuando el rapto de una dama por un hombre caprichoso le enseña que en el amor no se trata de salirte con la tuya!!!

      Nuevamente me encuentro leyendo otra historia independiente de Johanna Lindsey, curioso como critico su estilo de Síndrome de Estocolmo, pero continuo eligiendo historias al azar en las que la premisa es esa… Y más curioso, encuentro imposible separarme de la historia hasta terminarla, porque a pesar de todo, es interesante ver la forma en la que este Síndrome se transforma en amor, y los cambios en las personalidades de los protagonistas que se van dando durante este viaje…

     Aquí conocemos la historia de Katherine Saint John, una dama noble de 21 años que se encuentra ante la difícil situación de evitar que su inconsciente hermana menor se fugue con un hombre y la sigue para evitar que cometa semejante escándalo… Pero para llevar a cabo su empresa se disfraza como una criada para evitar ser reconocida, pero para su desgracia es observada por un príncipe ruso que la desea para su cama en ese mismo momento, lo que le conseguirá ser llevada contra su voluntad delante del altanero príncipe…

     Una vez encontrándose cautiva contra sus deseos y reacia a ser un revolcón en la vida de ese condenado príncipe, es drogada con cantárida por Vladimir, uno de sus sirvientes, para que así se encuentre dispuesta y más que anhelante cuando el hombre la visite…

     Dímitri Petrovich Alexandrov, un príncipe medio ruso y medio inglés de 28 años, llega para encontrar a una joven increíblemente sensual y pérdida en sensaciones eróticas, lo que inmediatamente hace que la desee como nunca había deseado a otra, pero al ver que la muchacha se cree enferma, averigüa de Vladimir que se le drogó para que estuviera dispuesta…

     Cuando todo termina y la joven esta a punto de ser liberada para que continue como si nada hubiera pasado, cometé el error de amenazar al criado del príncipe y alegar su ascendencia noble en el proceso, para que estén seguros de que logrará castigarlos, por lo que enojado por su terquedad y el invento de que es noble, Dimitri ordena a Vladimir llevársela prisionera a Rusia para evitar que sus amenazas les causen problemas con la visita del Zar Nicólas a Inglaterra…

     Una vez emprendido el viaje, Dimitri se encuentra deseándola aún con mayor intensidad, y se da cuenta que ella también lo desea, pero por alguna razón se niega a recibir sus atenciones, lo que lo frustra y por ello decide ofrecerle dos opciones: ser dama de compañia de su caprichosa hermana durante su viaje a Rusia, o atender en la cama las necesidades de Dimitri…

     ¿Qué hará Katherine con los deseos que siente hacia el príncipe? ¿Cómo negarse a sus deseos si solamente tiene que tocarla para que arda en un fuego intenso? ¿Pero cómo no negarse si él se rehusa a creer que ella es de la nobleza y por lo tanto su igual?

     Debo decir que en esta ocasión, la personalidad del protagonista masculino no fue de mi desagrado (distinto a lo que me pasó con La Novia Cautiva), porque a pesar de que también era un hombre acostumbrado a salirse con la suya sin importar el costo, lo encontré más dispuesto a cambiar de gustos y formas de pensar para agradar a Katherine… Y sobre todo, cuando se narran las cosas desde su punto de vista, te das cuenta de sus sentimientos hacia Katherine, y que todas las penurias que ella tiene que pasar, son solamente porque Dimitri tuvo miedo de ser honesto, y no porque deseara castigarla como si lo hizo Philip en La Novia Cautiva

     Además de que encontré muy divertidas sus excusas sobre el hielo y el embarque que planeaba para evitar separarse de ella…

     Ella por otro lado, me pareció muy similar a la protagonista de La Novia Cautiva, una mujer independiente, acostumbrada a que su opinión valiera y fiel creyente de que el hombre debía respetar y valorar sus opiniones como su igual y no como su inferior… Y sin embargo, al igual que Christina, la encuentras siendo sometida a los deseos de otro hombre, y a pesar de que pelea con uñas y dientes para que esto no suceda, la encuentras igualmente sediendo y añorando como nada ser sometida sólo por ese hombre…

Lo mejor: Debo decir que las escenas en las que ella es sometida bajo los efectos de la cantárida por segunda ocasión me perecieron excesivos (sobre todo tomando en cuenta como estaban las cosas entre ellos), pero agradecí el giro de las cosas que Johanna introdujo en esas escenas; el deseo de él pero su renuencia a satisfacerlo a ese costo, y la impotencia de ella pero su entrega incondicional al momento para que él también lo experimentara…

Lo peor: Debo decir que me molestó un poco el hecho de que ninguno le hablará al otro claramente una vez que tuvieron en claro sus sentimientos, y que debido a esto se generaran nuevos malos entendidos… Que no debieron pasar por supuesto, si se hubieran hablado con la verdad…

Título Original: Secret Fire…

Calificación Subjetiva: 7/10…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s