Retribution de Sherrilyn Kenyon…

Sed de VenganzaCuando una joven en busca de una venganza mortal, encuentra al Cazador Oscuro que al protegerla le enseña la belleza del perdón y la redención!!!

Ahora llegamos a una historia que tenía mi curiosidad ganada desde que conocimos a Sundown en el libro de Zarek, Bailando con el Diablo (séptimo libro de los Cazadores), puesto que este simpático pistolero prometía como protagonista…

Entrando en materia, aquí nos reencontramos a William Jessup Brady (Sundown), un Cazador Oscuro que ha sido transferido a Las Vegas (hogar de Sin el Dios sumerio casado con Katra, que fueron protagonistas del El Diablo puede Llorar), y que debe enfrentarse a la recién estrenada amenaza de los Daimons/Gallus demoníacos que ahora caminan a la luz del día y pueden infectar con su mordida…

Por el otro lado, conocemos a Abigail Yager, una humana criada por una familia de Apólitas y que ha sido educada desde niña bajo la creencia de que los Dark Hunters son los depredadores que victimizan a sus familias sin razón y todos merecen morir antes de que esclavizen a la humanidad bajo sus malévolos deseos (bastante ingenua y creída esta muchacha); y si esto no fuera poco, que tiene una venganza personal a cobrar en contra de Sundown ya que está segura que es el asesino de sus padres…

Tenemos entonces que cuando estos dos se juntan, porque Abby trata de asesinar a Jessie energicámente, este la saca de combate y la lleva a su casa en calidad de rehén para averiguar que locura la poseyó y la tiene matando en serie a los demás Cazadores Oscuros…

Y donde después de lo anterior, se le informa a Jessie que ella no sólo ha matado Cazadores sino que también ha asesinado al Guardian del Oeste (ni idea a qué panteón pertenecen ni quién los hizo guardianes), y que todas las plagas que este guardián mantenía atrapadas se van a desatar para iniciar alegremente un apocalipsis (vamos como en el 15avo apocalipsis en esta serie); y además, la única manera de detenerlo y volver a la normalidad es haciendo un sacrifio con la asesina… osea, sacrificando a Abigail…

Tenemos entonces que esta parejita recién encontrada deberá lograr llevar al Guardián del Norte, que se llama Choo Co La Tah (que me suena a marca de confitería y postres), hacia el valle de Las Vegas, donde se deberá hacer el sacrificio de Abigail para evitar que las plagas se desaten; y donde en el camino deberán luchar contra demonios, animales predadores, desastres climatológicos y plagas al más puro estilo de película Hollywoodense del fin del mundo…

Una entrega donde se te quiere hacer empático a los protagonistas al darles un pasado en común (muy al estilo de los fashbacks y recuerdos que tenía Sunshine por Talon en el Abrazo de la Noche), por lo que te remontas a la antiguedad para lograr desentrañar el misterio que los unía y que les impide estar juntos, a la par que haces apuestas para conocer de qué manera lograrán detener la 30ava entrega de otro apocalipsis…

Con esta serie, aparentemente ya hemos logrado acumular unas 2,572 maneras y contando, de acabar con el mundo hasta que no quede siquiera un alma; por lo que recalcó una vez más lo que ya he dicho con anterioridad en otras reseñas, cada vez está MÁS enredado este confuso mundo sobrenatural, pero continúa resultando muy atractivo para el lector ávido de una tarde de esparcimiento y una gran dosis de amor por sobre todas las cosas…

Abigail entra en mi lista de las protagonistas poco compremetidas que me convencen de que merecen morir por las calamidades que desatan con su estupidez y que de ninguna manera llegarán a ser lo suficientemente dignas para sus co-protagonistas masculinos…

Mención especial me merecen sin embargo; las apariciones de mi querido culo psicótico Zarek con su siempre lúgubre humor, de Sasha con sus mordaces y singulares respuestas y sobre todo, de la escena extra que se nos da sobre un nuevo capítulo en la vida de Ash y Tory, excelente la aparición de este nuevo personaje que traerá alegría: Bienvenido Bas…

314_P329771.jpgLo mejor: A pesar de que su protagonista femenina me resultará hiperbolesca, terca y un tanto traicionera, debo reconocer que la historia detrás del amor que ella y Sundown iban arrastrando, sí logró conseguir mi simpatía y dejarme alucinando sobre la historia de Ren (el cazador oscuro que conocimos aquí como un antes protector y con su historia propia como un traicionero cegado por los celos)…

Lo peor: Definitivamente Kenyon logró que en esta ocasión el planteamiento de su problemática me pareciera ridículo, donde jamás compré el que una simple joven logrará desatar ella sola un mal tan terrible al matar a un guardián inmortal sin sudar aparentemente ni una gota, y sobre todo, no me convenció con la ola de matanzas que Abigail iba arrastrando a su paso cuando se pasó medio libro siendo rescatada por Sundown…

Título Original: Retribution…

Calificación Subejtiva: 7/10…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s