El Rey de las Ninfas de Gena Showalter…

Cuando una decidida e independiente joven sucumbe ante los encantos de un mundo mágico y del rey de los seductores!!!

Ahora que nos adentramos en la Serie Atlantis, le damos la bienvenida a la tercera entrega de esta serie, donde las anteriores fueron: Corazón de Dragón y La Joya de Atlantis

Aquí se nos narra la historia de Shaye Holling, una joven humana que se dedida a escribir anti-tarjetas, un lucrativo negocio en el que ella libremente puede decir cosas como esta:

¿Había algo más dulce? ¿Algo más romántico? ¿Había algo más digno de una mordaza?

Tenemos entonces que la joven Shaye acude a la cuarta boda de su madre, donde observa desapasionada y un tanto molesta, como su madre vuelve a unir su vida a “otro más amor de su vida”, por lo que nuevamente escuda su corazón detrás de una lengua viperina para evitar intentar relacionarse con una familia que sabe la abandonara pronto…

Pero repentinamente, la boda es interrumpida cuando un grupo de apuestos y cautivadores hombres sale del mar cual Dioses emergiendo de las profundidades y comienzan a reunir jóvenes, que parecen estar ansiosas de ir trás ellos…

     Por otro lado, se nos presenta a Valerian, el Rey de las Ninfas (que conocimios brevemente como amigo del Layel el Rey de los Vampiros en la entrega anterior), y que se encuentra ahora en poder del otro castillo de los dragones para usarlo como su nuevo hogar y planea además usar su portal a la superficie para traerle humanas a sus hombres nymphs…

Aparentemente, los nymphs son una clase de criaturas que viven para el sexo, lo desean, lo reclaman, siempre lo obtienen y ganan fuerza con él… Y a eso contando que cuando se emparejaban con alguien más, lo hacen de por vida y ya no desearán a nadie más aparte de su compañera…

Cuando Valerian y sus hombres suben a la superficie, este se encuentra con que conoce a su compañera e inmediatamente la atrae con su magnetismo hacia él, a lo que ella se resiste, por lo que Valerian se ve obligado a llevarse a Shaye por la fuerza a Atlantis para demostrarle que es su compañera y que Atlantis será su nuevo hogar a su lado…

Tenemos entonces que Shaye se ve arrastrada en contra de su voluntad a un mágico y extraño mundo, donde el más atractivo desconocido intenta reclamarla para sí, a la vez que sus demás hombres reclaman a las demás mujeres como si no fueran nada más que meras posesiones para sus deleites sexuales; por lo anterior, ella decide pelear con uñas y dientes contra este desconocido que intenta poseer no sólo su cuerpo, sino también su corazón…

Una entrega bastante amena, con una dinámica atrayente entre sus protagonistas, y donde logras disfrutar de su relación de guerra de voluntades (y donde yo vitoreaba para que Shaye le diera una lección de humildad a Valerian que no llegó), pero donde nuevamente (como en la primera entrega Corazóno de Dragón) logró infundirme una desagradable sensación de Síndrome de Estocolmo, donde una vez más, la capturada obligada se convirtió en una huésped dispuesta y lujuriosa…

     Resaltando además a los personajes secundarios, por un lado el triángulo amoroso de Joachim, Shivawn y la humana Brenna, que aunque corto y no muy detallado, agrega un toque atractivo y complementario a la historia; y por el otro, leemos un poco más sobre Layel y su historia sobre la dura pérdida de su amada…

Lo mejor: A pesar de que la base de la relación fue una pura guerra de voluntades, encontré muy entretenidas las escenas en las que Shaye hace público delante de todo el que desee escucharla lo mucho que desea arrancarles a todos “sus joyas” y hacerles comérselas por mangonearla de esa manera…

Ah, y mención especial al negocio anti-tarjetas de Shaye, con una ingenio agudo para decirle a otros “sus mejores deseos”:

Debo admitir que has traído la religión a mi vida, pensó ella, mirando fijamente a la novia, que también resultaba ser su madre. Finalmente creo en el infierno.

Lo peor: Me desagrado la manera en la que inicialmente se planteó esta historia como un Síndrome de Estocolmo, con una mujer temerosa y asustada al mismo tiempo; con ganas de luchar fieramente y sin embargo, deseando fervorosamente ser sometida…

Título Original: The Nymph King…

Calificación Subjetiva: 7/10…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s