El Último Desafío de Gena Showalter…

Cuando el Rey de los vampiros encuentra dentro de un juego cruel la habilidad de perdonar su pasado al lado de una dura guerrera Amazona!!!

Abriendo paso al penúltimo libro de la Serie Atlantis, nos encontramos en esta ocasión con una esperada historia, ya que tiene como protagonista a un personaje que conocimos desde la primera entrega, donde sus antecesoras en orden fueron: Corazón de Dragón, La Joya de Atlantis y El Rey de las Ninfas

Aquí conocemos por un lado a la Amazona Delilah, una feroz guerrera que vive para pelear por el honor y la protección de su Reina y de todas sus hermanas, y que actualmente se encuentra luchando contra los dragones que parecen haber capturado a su heredera al trono…

Sin embargo, durante la batalla, recibe la inesperada ayuda del Rey de los vampiros, tan perturbadoramente apuesto que Delilah no puede hacer otra cosa que preguntarse que sería sucumbir ante tal personaje y que desgracias le traería hacerlo… Pero, sin embargo, no tarda mucho en descubrirlo, debido a que repentinamente es succionada en una extraña vorágine que la abandona a ella y otras criaturas en una extraña isla donde brilla el sol y que parece estar dispuesta con dos especímenes de cada raza de Atlantis para que algo suceda…

     En el otro punto protagónico, nos reencontramos con Layel, el rey de los vampiros, una criatura que ha vivido torturada desde hace doscientos años debido a la terrible y brutal muerte de su compañera de vida, Susan, una inocente humana que sufrió un cruel destino víctima de los dragones; por lo que Layel ha jurado respirar su último aliento y reunirse de nuevo con ella, cuando por fin haya terminado con esa raza maldita…

Sin esperarlo o desearlo, Layel es arrastrado mágicamente a una extraña isla donde hay dos especímenes de cada raza y donde se les explica misteriosamente que han sido elegidos para una especie de competencia o torneo al estilo “Los Juegos del Hambre” y con una advertencia del Dios del mar Paseidón: “Sólo una raza será ganadora y las demás serán sacrificadas”, por lo que observamos como cinco dioses griegos se apartan de su ociosidad y se arremolinan a observar cuál raza resultara ganadora; donde Poseidón apuesta por los dragones, Ares por los vampiros, Artemisa por los demonios, Hestia por las amazonas y Apolo por los nymphs… ¡Que comiencen los juegos!

Tenemos entonces que nuestros protagonistas se encuentran confinados a una pequeña isla donde deberán ocupar sin desearlo bandos contrarios y por lo tanto, deberán enfrentarse el uno contra el otro en las diferentes pruebas de supervivencia; donde se verán obligados a luchar por su vida, y para evitar la innegable atracción que hay entre ambos (resultando en divertidas diatribas entre ambos que sólo despertaran más sus deseos)…

Una historia con una chispa refresacante que la difiere de sus antecesoras al salirse de los confines de Atlantis y mezclar a las criaturas con la que ya nos familiarizamos en las entregas anteriores junto con los caprichosos Dioses y sus juegos… Donde se resaltan las historias secundarias para enriquecer la trama: por un lado dentro de la isla, Zane el vampiro y Nola la amazona, disparejos y disfuncionales pero sin duda apasionados; y por el otro, dentro de Atlantis, a Shivawn el nymph que conocimos de la entrega anterior y a Alyssa la vampira, ambos con pasados dolorosos y necesitados del amor y el perdón del otro…

Lo mejor: Definitivamente la escena de la cascada entre Delilah y Layel me conmovió sobremanera, debido a que a pesar de que él le contó sobre su pasado para alejarla, ella terminó curando las heridas de su pasado con sus acciones, resultando en conmovedoras lágrimas de curación…

Lo peor: Me sentí un tanto indignada con la resolución del libro, debido a que me pareció que a pesar de que se anticipaba como la parte climax del libro, la autora se sacudió la acción final en cosa de dos páginas, sin tomar en cuenta ninguna descripción de acción y dejando que los problemas de la pareja fueran prácticamente resueltos por las manos de los Dioses…

Además, he de comentar que quedé un poco decepcionada con Layel, ya que esperaba mucho de él como personaje, y a pesar de que no me defraudó completamente, si lo encontré incongruente al pasarse más de medio libro rumiando su necesidad de ser fiel a Susan y sin embargo, acudiendo sin vacilar al lado de Delilah en todo momento…

Título Original: The Vampire’s Bride…

Calificación Subjetiva: 7/10…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s