Elantris de Brandon Sanderson…

Cuando un joven príncipe es atrapado en una terrible maldición, una joven príncesa debe luchar por su lugar y un sacerdote intenta evitar que una masacre ocurra!!!

Debo comentar que he descubierto muy cierta la frase “De la vista nace el amor…”, ya que así es como encontré esta novela en la estanteria de la librería y no pude evitar comprarlo y llevarlo a casa para descubrir si su interior era la mitad de atractivo que su exterior…

Intentando darle una introducción merecedora a esta historia, primero nos centraremos en el ambiente de este libro: Elantris era una ciudad de Dioses, donde en un mundo donde se nace como humano, algunos de estos eran elegidos para sufrir la Transformación que los convertía en Elantrinos, y cambiaban para ser unas hermosas y mágicas criaturas capaces de realizar inclusive actos de sanación con sus poderes…

Sin embargo, algo sucedió hace 10 años, y esa Shaod (transformación) que los convertía en Dioses, ahora los convierte en unos perturbadores seres a los que se les cae el cabello, les deja de latir el corazón, les cambia la piel y les sesan de curar las heridas; por lo que ahora son unos malditos que son exiliados y encerrados para siempre en la ahora ciudad de los no-muertos: Elantris…

    Entendiendo el prólogo, nos encontramos en el primer frente protagónico con la historia de Raoden, el joven príncipe heredero al trono de Aleron, una de las cuatro ciudades circundantes a la antigua ciudad de los dioses Elantris y caida en desgracia desde hace 10 años (donde sus antes Dioses ahora son espantosos no-muertos) y que se despierta para descubrirse a si mismo víctima de la Shaod, maldición que lo convierte ahora en un Elantrino no-muerto…

Por el segundo frente protagónico nos encontramos a lady Sarene, la joven príncesa hija del Rey Eventeo de Teod -un país vecino-, que acude a Kae, la cuidad capital de Aleron, a conocer a Raoden su futuro esposo, y en vez de eso descubre que su prometido ha muerto de una misteriosa y veloz enfermedad dejándola ahora como hija política de Iadon el Rey de Arelon, y como viuda no deseada del príncipe Raoden…

Y por el tercer frente protagónico conocemos a Hathren, el sumo sacerdote gryon de la religión Shu-Dereth (una de los dos religiones principales en la historia), que llega a Kae como un predicador con un tiempo límite implantado por su superior, tres meses de predicación para convertir a los blasfemos a su religión o ver como perecerán todos bajo la mano bélica de su superior…

     Una vez adentrándonos en la historia, tenemos que cada uno de estos tres personajes emprenderá su propio viaje para intentar salvar a su manera, la ciudad en la que se encuentran… Raoden intentando acostumbrarse a la ciudad maldita donde nadie parece sentir otra cosa que dolor y hambre perpetua, y tratando de descubrir qué fue lo que pasó con la tranformación hace diez años que la convirtió en una maldición; Sarene por su parte, intentando evitar que el opresivo reinado de su “padre político” acabe con la nación por una guerra, investigando que le sucedió de verdad a su prometido y tratando de frustrar los intentos del sacerdote de controlar a la población; y Hathren por último, predicando una religión desconocida para la población con oratoria fría y calculada, y lidiando a la vez con un acólito suyo que parece perdido peligrosamente en la pasión febril de sus creencias…

Una increible y compleja historia sobre un mundo donde coexisten la magia, la política y la religión, logrando enlazar estos tres mundos de forma magistral y mostrándole al lector como es que estos tres personajes principales intentarán defender sus ideales y tratarán de lograr los objetivos que considerán correctos para su nación…

Y si lo anterior no fuera poco, tenemos además el apoyo de unos personajes secundarios bien perfilados y con carácteres atractivos y profundos, que jamás llegan a ser relleno y que con sus propias complejidades enriquecen y enredan esta historia; al punto que te mantienen pegada a las páginas en las últimas 200 páginas de su metraje…

Lo mejor: Magnificamente descrita la historia detrás de la maldición de los Elantrinos, donde al pensar solamente en lo terrible e injusto de su condición, te olvidas de lo interesante que resulta averiguar al lado de Raoden y Sarene que fue lo que verdaderamente salió mal…

Mención especial además, para las argucias tramadas por Hathren para convencer a la población del “verdadero poder” de su Dios cuando manipula la verdad y urde trampas en torno a la “maldición Elantrina” en si mismo…

Lo peor: Al verme tan desesperadamente involucrada con la historia y tan absorbida por este impresinante y desconocido mundo, encontré un tanto decepcionante el hecho de que el autor haya dejado tan poco espacio para explicarnos más acerca de los orígenes de los monjes de Dahkar y sus implicaciones con el Dor, y sobre todo, que sólo se nos permitió un vislumbre sobre las demás conjeturas sobre cómo acceder a ese poder misterioso además de con los Aones…

Título Original: Elantris…

Calificación Subjetiva: 9.5/10…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s