Diario de una Ninfómana de Valérie Tasso…

Cuando una mujer en busca de amor a través de sensaciones, atraviesa por malas relaciones para descubrir más de sí misma!!!

Entrando en un terreno hasta ahora desconocido (no soy amante de otro género aparte de las novelas), ahora tomamos una especie de diario autobiográfico de una sexológa reconocida, Valérie Tasso; conocida actualmente por sus trabajos en el área de la sexología (con más libros sobre el tema en su haber) y de los enfoques liberadores y desmitificadores al respecto…

Aquí se nos narra en formato de diarios la historia de Val -la autora-, una joven que trabaja como relacionista pública en una empresa y que poco a poco nos va explicando como es que a pesar del trabajo tan relajante que tiene, ella ha encontrado otra manera de relacionarse con su entorno: el sexo…

En pequeños relatos desde su perspectiva, nos adentramos en la visión que ella tiene de las relaciones, y vemos en su narración la manera en la que el sexo es la manera fundamental con el que Val se siente conectada al mundo…

     Brincando de aventura en aventura, pero sin desarrollar verdaderas conexiones emocionales con sus parejas sexuales espontáneas, imprevistas y en más de una ocasión bizarras; Valerie se encuentra con una verdadera prueba en Jaime Rijas, un perturbador hombre que parece ser todo lo que ella esperaba en un pareja, y donde al caer perdidamente enamorada por primera vez en su vida se muda a vivir con él, encontrando poco a poco que las apariencias en Jaime no eran nada comparadas con la realidad y viéndose sumergida sin haberlo planeado en un abismo de maltrato y autocompasión…

Cuando Val saca fuerzas de donde no las tenía, termina la relación y se ve inmiscuida voluntariamente en una casa de citas elegante, donde postula sus habilidades natas en el sexo al mejor postor, contándonos de esta manera muchas más experiencias con hombres de lo más interesantes; y mediante el análisis de los varones que solicitaban sus servicios, trata de aprender en el camino como reencontrarse a sí misma y de recobrar la autoestima que perdió en su relación con Jaime…

Una historia que intenta exorcizar los demonios que perseguían a su autora, mediante experiencias bizarras y situaciones donde la realidad sobre la búsqueda del amor difumina demasiado sus límites con las relaciones sexuales; y donde logra en el lector una nota de simpatía con Val en sus frases finales:

He sido una mujer promiscua, sí. Porque pretendía, en definitiva, utilizar el sexo como medio para encontrar lo que todo el munod busca: reconocimiento, placer, autoestima, y, en definitiva, amor y cariño. ¿Qué hay de patológico en eso?

Lo mejor: Me agradaron las narraciones sobre las escenas de las distintas citas que Val conseguía como acompañante en la casa de citas; puesto que con eso se nos mostró que ella era capaz de notar los afortunada que era o lo importante que era su contacto para esos hombres… Para mejores ejemplos notar la escena en la que su cliente era un joven tetráplejico…

Lo peor: Encontré poco creíble el hecho de que a pesar de todas sus aventuras en esa casa de citas, pareciera como si al final de todas esas experiencias, Val no haya encontrado redención en ellas, sino simplemente una justificación más para relacionarse con su entorno como lo hacia (a través del sexo); sin tomar en cuenta las enseñanzas que había tomado a lo largo del camino…

Título Original: Diario de una Ninfómana…

Calficación Subjetiva: 6/10…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s