Un Mundo Feliz de Aldous Huxley…

Cuando una sociedad perfecta se encarga de terminar con cualquiera que intenta hacer peligrar su feliz orden social!!!

Acosada de avidez por clásicos de la literatura universal, me encuentro ante mi segundo libro de ciencia ficción distópica, donde una vez más, conocemos las bellezas de otra utopía inversa que tiene cada vez más similitudes con la sociedad actual…

Primero, centrémonos en el espíritu de la trama: nos adentramos a una sociedad futurista donde ya no nacen humanos de padres y madres (se han abolido las familias), sino que todos los individuos son creados in vitro; y mediante fórmulas predeterminadas, son destinados a formar parte antes de su nacimiento, de una de las cinco clases sociales (alfa, beta, gama, delta y epsilon), acondicionado además su felicidad en ese lugar del mundo mediante la hipnopedia (enseñanza de verdades subconsicentes en la mente mediante repetición de frases durante el sueño), por lo que cada uno de estos individuos sabrá siempre su lugar en la escala social, nunca buscará cambiarla y vivirá feliz con ella y para los pequeños momentos donde la gente no se sienta feliz, acudirá al soma (una droga sintética), donde al tomarlo, “medio gramo cura diez melancolías”…

     Dentro de esta sociedad nos encontramos con la historia de Bernard Marx, un prometedor joven Alfa-Mas que trabaja como Psicólogo del Centro de Incubación y Condicionamiento de la Central de Londres, pero que a diferencia del resto de sus congéneres Alfa, no vive feliz, sino que es profundamente desgraciado con su lugar en el mundo, aún en contra de sus clases hipnopédicas…

Conocemos también a su contraparte, Lenina Crowne, otra joven Alfa que trabaja con los embriones, pero que está perfectamente hecha por este mundo, y ella esta superfluamente feliz con su vida, viviendo al máximo sus enseñanzas hipnopédicas mediante su promiscuidad, su entrega a los entretenimientos terrenales y su falta de preocupación por nada que no sea ella misma…

Esta pareja, cada uno por motivos distintos, decide viajar a la tierra de los salvajes “Malpaís”, donde las cosas son antinaturales, un lugar donde las mujeres todavía tienen hijos, existen las familias, hay monogamía y un Dios que gobierna sus actos. Aquí conocerán a una mujer de su “Nueva Civilización”, pero que por azares del destino terminó embarazada (en ese mundo perfecto nadie se embaraza) y fue abandonada en este antiguo mundo a parir un hijo llamado John…

     Fascinados cada uno por los misterios del mundo del otro, Bernard y John entablan una amistad, y el primero termina llevándose a este salvaje y a su “madre” (una palabra considerada pornográfica para ellos), al Mundo Civilizado para presentarle todo lo que desconoce…

Observemos entonces está sociedad perfecta, diseñada para que todos sea felices con su lugar en el mundo, desprecien las familias y los padres porque fueron condicionados a hacerlo, no deseen pasión y amor porque todas sus necesidades carnales son satisfechas inmediatamente y por lo tanto las añoranzas jamás se les presentan, y no piensen en un futuro diferente porque no conocen las artes, la literatura y la ciencia ni otra forma de funcionamiento de la sociedad…

En esta historia hago notar la maravilla (sátirica y contundente a la vez) de las primas de la hipnopedia como manipulador inconciente del ser humano en esta sociedad rígidamente dispuesta, para matar la individualidad, la diferencia, la familia, el pensamiento consciente, la religión, y los deseos de cambio y superación:

“Todo el mundo pertenece a todo el mundo”

“Todo el mundo es feliz ahora”

“Todo el mundo trabaja para todo el mundo”

“Cuando el individuo siente, la comunidad se resiente”

“Civilización es la esterilización”

Huxley se nos muestra en esta historia como un autor claramente influenciado por el mundo en el que le tocó vivir; ya que este libro se publicó en 1931, al termino de la Primera Guerra Mundial y en perspectivas de la sozobra de una Segunda, intentó mostar en este mundo lo que podría suceder con la sociedad si se continuaba por ese camino… Tal vez augurando con increíble certeza o simplemente iluminado por una febril imaginación, nos muestra un futuro en el que no importará lo que desees o lo que creas, sino que serás una incosciente e inherente víctima de lo que se te condicione a creer y a desear, y deberás ser feliz con ello, o de lo contrario, atenerte a las consecuencias…

Además, señalo lo atrevido y delicioso que me pareció Huxley al sustituir las expresiones coloquiales de sus personajes con expresiones de su aparente religión: en vez de jurar en nombre de Dios como lo hacemos nosotros, ellos levantaban la voz por el creador de la reproducción in vitro y sus leyes, y decían: ¡Oh por nuestro Ford!, haciendo una divertida comparación con Henry Ford, el primer creador de modelos automovilísticos en serie…

Lo mejor: Encontré fascinante la imaginación de este autor para relatar la forma en la que funciona este mundo en el que todos son productos de la reproducción in vitro y la cantidad de detalles que incluyó para hacer notar la forma en la que se manupulaba el crecimiento de las “clases sociales” y su acondicionamiento acorde a su función (en Alfa, Beta, Omega, Delta o Epsilon)…

El detalle: Mención especial merece el uso durante los diálogos de John de frases sacadas de las obras de William Shakespeare (donde este salvaje fue para mi el verdadero protagonista de la novela al encontrarse en la encrucijada de conciliar su mundo con el “mundo civilizado” y encontrarse sentido a su categoría de marginado), notándose la predilección de Huxley por sus obras y además, de lo atinado de las citas textuales para verbalizar las ideas de John…

Lo peor: Me desagradó el hecho de que no se explicara nada sobre las motivaciones de Bernard ni se explicara al lector de dónde le surgieron tantas interrogantes, cuando todos sus congeneres alfa vivían felices en su fantasía y no deseaban escuchar nada que la contradijera…

Título Original: Brave New World…

Calificación Subjetiva: 8.5/10…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s