En las Redes del Placer de Shayla Black…

Cuando una joven independiente y fuerte con una fantasía de cumpleaños, encuentra a un dominante agente que desea darle lo que desea y hacela suya!!!

Continuando con la Serie de los Guardaespaldas de la señora Black, me encuentro ante otra entrega en el género de la Dominacióon/Sumisión, por lo que para los no amantes del género Bondage, mejor cambien de autora. Las entregas de la serie han sido en orden: Dominada por el Deseo, Fantasía Prohibida y Deliciosa Tentación

Aquí se nos narra la historia de Katalina Muñoz, de 25 años, que trabaja como revisora de libertad condicional, entregando informes sobre los convictos liberados y en algunos ocasiones, regresándolos a prisión, por lo que eso le ha ganado algunos enemigos… Tenemos entonces que esta joven se encuentra celebrando en Las Vegas su cumpleaños con varias amigas y con Ben, una pareja sin compromisos suya; pero todo cambia cuando llega a la celebración un misterioso y atractivo hombre que parece haber llegado para cumplir su más grande fantasía: un sudoroso y excitante trío…

En esta ocasión es el turno de la historia del hermano mayor de Kimber (que vimos como joven pareja de Deke de la segunda entrega), donde conocemos a Hunter Edgington, un agente SEAL de 32 años que se encuentra de permiso después de un disparo en su última misión atrapando peligrosos narcotraficantes…

Este hombre se caracteriza por su seguridad al decidir y sus decisiones rápidas con la cabeza fría, por lo que cuando Ben lo invita a cumplirle una fantasía sexual a una cumpleañera, no duda en aceptar esperando pasar un buen momento, pero cuando conoce a Kata, sabe que esa mujer es perfecta para él y que le pertenecerá, y lo más importante, que no se detendrá hasta que ella también lo sepa…

     Katalina se siente inmediatamente sobrepasada por las emociones que este intimidante, dominante y sensual desconocido ejerce en ella, por lo que después de su fogosa noche juntos decide que lo mejor para su salud mental es mantenerse alejada de Hunter (teme a los hombres dominantes debido al abusador misógino de su padrastro); pero cuál será su sorpresa a la mañana siguiente y descubrirse casada con este hombre, que parece haberse casado con ella consciente de que la quiere para siempre…

Tenemos entonces que la relación entre esta pareja se basa en una guerra de voluntades, donde a base de pelear cada encuentro juntos, Kata resistiendo sus seducciones y dominaciones (sexuales) y Hunter presionándola hasta el límite; ambos deberán encontrar la manera de congeniar sus deseos tan diametralmente distintos, donde en muchos puntos parece como si Kata de verdad no deseará ser una sumisa por mucho que Hunter le asegure que lo es, o que le demuestre que nació con el deseo de sometimiento (tercos a medida estos dos personajes)…

Y además de su tormentosa relación, a la amadísima de Hunter (éste es uno de los pocos protagonistas masculinos que desde la página 1, ya sabemos que esta super enamoradísimo de su heroína), la persigue un desconocido que parece demasiado bien preparado para acabar con ella sin dejar cabos sueltos o cometer errores…

Señalo como incrongruente además a la protagonista femenina, donde se encontró pérdida durante todo el metraje de la historia; jamás identificó lo que deseaba, puesto que pregonaba una cosa y deseaba otra… Para mejores ejemplos notar la escena en la que consigue que Hunter acceda a terminar la relación y se dedica a lamentarse cual ánima de purgatorio porque él se rindió y dejó de luchar por ella, cuando le gritaba a la cara que la dejara marcharse…

Lo mejor: Me agradó la escena de la ncohe final que compartieron Kata y Hunter, puesto que ahí él le demostró con sus actos lo mucho que la amaba, primero entregándole a ella el control y después cumpliéndole a ella su fantasía; a pesar de que las dos cosas iban en contra de lo que él era…

Lo peor: La protagonista me resultó ridícula, casi siempre encuentro difícil conciliarme con las protagonistas femeninas cuando no se hacen merecedoras del cariño de sus contrapartes, pero en esta ocasión además me resultó incongruente; pasó más de medio libro restregándole al lector cansinamente su fuerza y coraje y que no deseaba someterse a Hunter porque se perdería a sí misma, pero al más mínimo acercamiento de él, se encontraba rendida a sus pies y ansiando su protección, para terminar sollozando cual Magdalena en desgracia en cuanto la sesión de sexo terminaba… Para volver a la cantaleta de que no deseaba perder su alma si se entregaba, un circulo vicioso interminable y ridículo…

Título Original: Surrender to Me…

Calificación Subjetiva: 7/10…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s